Cargando...

El castillo de Belmonte en Portugal

BELMONTE
En un cerro fortificado a 615 m de altitud, en la Villa de Belmonte, se sitúa aquel que es uno de los castillos portugueses más simbólicos. Ahí nació Pedro Álvares Cabral, descubridor de Brasil.

El castillo vigila el valle del río Zêzere y se encuentra superior a la Iglesia de Santiago y de las Capillas de San Antonio y del Calvario.


La edificación se debe a D. Sancho I, en 1199, fecha de la carta del fuero.
En 1297 pierde importancia estratégica con el avance de la frontera como consecuencia al Tratado de Alcañices. En 1392, el Obispado de Coimbra cambia la villa de Belmonte por la de Arganil y el castillo vuelve, poco después, para la corona, pasando la alcaldía para Luís Álvares Cabral.

En 1466, la Villa y el castillo son donados Fernão Cabral por D. Afonso V y la residencia de los Cabrais es trasladada al interior del castillo.

La construcción del edificio junto a la puerta, data de los siglos XVII – XVIII.
La Torre del Homenaje tiene planta cuadrada y se encuentra adosada a la muralla.
Punto de información de la RTSE: 275 911 488

Si necesitas reservar un alojamiento para visitar Belmonte, recomiendo cualquiera de estos:

Hotel Belson a menos de un kilometro de el castillo de Belmonte.
Otros alojamientos cerca:
Pousada Convento de Belmonte a 2 kilómetros del castillo de Belmonte
Passado de Pedra a 7 kilometros del castillo de Belmonte

Ver +
Sinagoga y museo judío de Belmonte

#TurismoPortugal #Rutadeloscastillos #Belmonte





El castillo de Guarda

Es el castillo que se localiza a una mayor altitud en Portugal (1056 m).
Posee un perímetro amurallado envolviendo todo el núcleo medieval.

La Torre del Homenaje, aislada, se sitúa en una colina y la Torre de Ferreiros, se encuentra medio apoyada.

photo credit: martins.nunomiguel via photopin cc


El inicio de la construcción de las murallas tuvo lugar a finales del siglo XII.
El primer torreón se edificó en el reinado de D. Sancho II, utilizado como Torre del Homenaje. La conclusión definitiva, después de nuevos impulsos constructivos, terminó en el siglo XV.

Es un castillo de estilo románico-gótico. El perímetro de las murallas es de configuración irregular. La Torre del Homenaje tiene planta pentagonal irregular.

La Torre dos Ferreiros, planta cuadrada, integrando puerta doble. De las antiguas puertas de la muralla hay que destacar: la Porta dos Ferreiros y la Porta da Erva (o de la Estrella) al Este; la Porta d´El-Rei y la Porta Falsa, al Norte.

Punto de información de la RTSE: 271 205 530

Sinagoga y Museo Judío de Belmonte

photo credit: Antero Pires (ant) via photopin cc

Abierto en Abril de 2005, el Museo Judío de Belmonte surge por primera vez en Portugal como espacio histórico y cultural que registra una fuerte presencia de identidad hebrea nacional.

 La visita a este Museo único permite conocer el pasado judío de Portugal, de la Sierra de Estrella y en particular, de Belmonte.


Muchas de las piezas expuestas estuvieron escondidas o disimuladas durante siglos en virtud de las persecuciones de la Inquisición.

El registro de las familias denunciadas y en ocasiones condenadas se encuentra también como una referencia del drama vivido durante centenas de años.

La Sinagoga de Belmonte – BET ELIAHU- fue inaugurada en 1997 y está disponible al público.

Vía verde de Alberche

Ruta por la antigua vía de tren que unía la presa de Picadas y San Martín de Valdeiglesias.

Ideal para cicloturismo y recomendada para cualquier época del año.

photo credit: Jexweber.fotos via photopin cc

Remontando el río por sus márgenes el recorrido es llano. Hacia la mitad se cruza la Presa de Picadas mientras se transita por la Garganta del Alberche, entre un monte mediterráneo muy bien conservado, propicio para la observación de la avifauna del área, ya que de hecho la ruta discurre por la ZEPA Nº 56 (Zona de Especial Protección para las Aves) de los Encinares de los Ríos Alberche y Cofio).

Ruta de Pinares y Río Cofio en Valdemaqueda

La ruta se inicia en las inmediaciones, en el km. 4,800, en la carretera Valdemaqueda a Robledo de Chavela (M-537), en la salida este de Valdemaqueda. A 30 metros antes del casco urbano comienza una pista forestal que lleva al Cerro de San Pedro y después al Cerro Boquerón. A unos 200 metros hay un cruce de caminos, tomar el de la izquierda, donde nos salimos de la ruta para llegar hasta el Puente Mocha, que cruza el río Cofio, en cuyas aguas existe una importante población de nutrias.
photo credit: Tuscasasrurales via photopin cc

Regresamos luego al camino y seguimos de nuevo la pista forestal que corre paralela en un gran tramo al arroyo de las Chorreras, donde la vegetación característica está compuesta por pinos piñoneros y encinas. Cuando se llega a la depuradora de aguas, se rodea ésta por la izquierda y se sigue el camino que empieza a subir alejándose del arroyo; a unos 250 metros aparece una bifurcación, tomándose el camino de la derecha en dirección noroeste para llegar de nuevo al punto de partida.

Características de la ruta: 
Dificultad: Baja
Duración: 3 Horas
Longitud: 7 Km

Valdemaqueda

El término ha llegado al siglo XXI cargado de riquezas naturales que preservar, en un camino que a lo largo de la historia le ha llevado al progreso con un tamaño que no ha variado tan radicalmente como en otras localidades vecinas.

Recogido y rodeado de árboles, el municipio aborda el futuro impelido a no olvidar su realidad natural.

Datos generales
Superficie: 52,2 Km2
Población: 838 habitantes
Gentilicio: Maqueanos
A 75 Km. de la capital

Un poco de historia 

Los dos puentes romanos que hay en el municipio parecen indicios suficientes para pensar que fueron ellos los primeros pobladores de lo que en la actualidad es Valdemaqueda.

Visigodos y luego árabes debieron pasar por el término, a pesar de que ni unos ni otros dejaron constancia arquitectónica de su presencia, aunque sí hay topónimos árabes como Atalaya, que nombra el cerro local de mayor altura o la denominada Tumba del Moro, respecto a la que existen dudas sobre si responde o no al último refugio de un musulmán o un cristiano.

photo credit: Tuscasasrurales via photopin cc


También la última parte del nombre, "maqueda" , que significa estable, es de origen árabe.
La repoblación de Ávila está muy asociada a la historia del término municipal, cuando Alfonso VI decidió tomar Toledo desde esta ciudad. Pero habría que esperar hasta el reinado de Alfonso X, en el siglo XIII, para que el área de Valdemaqueda fuera repoblada, si bien el municipio no aparece como tal en las crónicas hasta 1340, cuando dependía de Navas del Marqués.

A finales del siglo XVIII, hartos sus habitantes de las duras condiciones económicas que imponía el Marquesado, pide su incorporación a la corona.

Durante los dos siglos anteriores hubo en la localidad hornos de vidrio, de donde salieron los utilizados para las vidrieras de la catedral de Segovia. En 1845 el Estado compró las tierras a los Duques de Santiesteban para venderlas de inmediato a los Duques de Medinaceli, quienes en 1906 los vendieron a su vez a la Unión Resinera Española de quien han sido propiedad hasta 1989, cuando los bosques fueron adquiridos por particulares que los convirtieron en cotos de caza.

Madrid, una ciudad que se está construyendo a base de bicicletas



Madrid se está convirtiendo en una ciudad donde la bicicleta se erige como protagonista. Desde hace unos años se está propagando en nuestra capital un respeto hacia este medio de transporte que no ha pasado desapercibido para la mayoría de los aquí presentes. Y es que si miramos un poco por internet observaremos multitud de bonitas iniciativas en torno al fomento del ciclismo por parte de la ciudadanía que nos hace quitarnos el sombrero ¿O deberíamos decir el casco? mejor el sombrero...

Todos los fines de semana se hacen quedadas de ciclistas aficionados, hay blogs donde se hacen rutas por Madrid y los hay también que cuelgan fotos de modelos improvisados a lomos de su bicicleta. Algo está cambiando en esta ciudad.


El auge del ciclismo urbano por Madrid

Cuando salimos a la calle cada vez nos resulta más familiar cruzarnos con algún ciclista urbano y la verdad es que tendríamos que ponernos a reflexionar sobre ello mientras esperamos el metro o aparcamos el coche. No vamos a hablar de los beneficios de hacer deporte en general y del ciclismo en particular, estamos seguros que todos aquí lo sabéis, pero si llamaros la atención. Está bien, no todos podemos coger la bicicleta todos los días y la mayoría necesitamos el coche, la moto o el metro. Tampoco es nuestra intención deciros que excepto la bicicleta todos los demás medios de transporte los carga el demonio, al contrario son una bendición y nadie en su sano juicio dirá lo contrario.

Lo que aquí pretendemos homenajear son los esfuerzos de esta ciudad en general y de muchos de sus ciudadanos en particular por el fomento de la bicicleta ya sea en un fin de semana, entre los estudiantes o como medio de transporte alternativo por el centro.De hecho las ventas  y el uso de bicicletas se están disparando a pesar de la crisis, de hecho está proliferando la compra y venta de bicicletas de segunda mano por parte de los ciudadanos sin intermediación así como los servicios de alquiler. Todos estos son síntomas de esta cultura que se está arraigando en torno a la bicicleta.

Madrid, en el pelotón de la ciudades europeas

Este abanico de posibilidades es muy común en ciudades con un gran acervo popular por el mundo de las dos ruedas como son la mayoría de las ciudades centroeuropeas. En ellas, el ciclismo deja de ser un mundo minoritario para formar parte de la cultura, así la compra y venta de bicicletas se hace desde el punto de vista utilitario antes que especializado, dando gran importancia al mercado de segunda mano y a la bicicleta como herramienta antes que como hobby.

Quizás aún estemos un poco lejos de este punto, pero sin duda vamos por el buen camino, vamos por el camino de bicis.

Menú alfabético de los títulos de las entradas

Make your own

Blogs de viajes y destinos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...